Solemnes Fiestas Señor de la Misericordia Capilla Zona Esmeralda San Fernando

Misas Señor de la Misericordia 2019

SOLEMNES FIESTAS EN HONOR AL SEÑOR DE LA MISERICORDIA

MISAS EN HONOR AL SEÑOR DE LA MISERICORDIA
Del 21 al 27 de Abril 2019
Misa Diaria: 12:00 pm
Rezo de la Coronilla de la Misericordia con Exposición al Santísimo: 3:00 pm

Novena Señor de la Misericordia Capilla Zona Esmeralda San Fernando

Novena Señor de la Misericordia

NOVENA DE LA MISERICORDIA
PRIMER DIA
Roguemos para que Dios se digne mostrar Misericordia a toda la humanidad

¡Oh Misericordiosísimo Jesús! De quién es propio el ser misericordioso con nosotros y perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino mira solamente la esperanza que tenemos en tu infinita bondad. Recíbenos a todos en Tu Misericordiosísimo Corazón y no rechaces a ninguno. Te lo suplicamos por el amor que Te une con el Padre y el Espíritu Santo. “Muéstranos Tu Misericordia, oh, Señor, como nosotros confiamos en Tu Santo Nombre, porque Tú eres Todopoderoso, amabilísimo, paciente, fiel, bueno y misericordioso.”
Eterno Padre, mira a toda la humanidad con ojos Misericordiosos, y especialmente a todos los pobres pecadores, cuya sola esperanza es el Misericordiosísimo Corazón de Tu Santísimo Hijo y de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Por su dolorosísima pasión muéstranos Tu Misericordia, para que todos nosotros glorifiquemos Tu Omnipotencia por toda la eternidad. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

SEGUNDO DIA
Roguemos por todo el Clero y por todos los Religiosos y Religiosas, pues por ellos se derrama la Misericordia de Dios sobre toda la humanidad
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! De quién viene todo lo bueno, aumenta Tus gracias en las almas de Tus sacerdotes y religiosos, para que cumplan dignamente y con mérito, sus obligaciones en Tu viña, y para que nos conduzcan a todos con palabra y buen ejemplo a un culto verdadero de la Divina Misericordia por toda la eternidad.
Oh Padre Eterno, mira con misericordia a los labradores de tu viña (las almas de tus sacerdotes, religiosos y religiosas), que Tu Hijo y Señor nuestro Jesucristo ama tanto. Adórnalos con el poder de Tu bendición y concédeles luces especiales para que guíen con celo y eficacia a las almas por un camino seguro para su salvación, y para que obtengan para ellos todas las gracias de Tu Gran Misericordia. Padre nuestro…Ave María…y Gloria.

TERCER DIA
Roguemos por todos los fieles cristianos
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Tú que distribuyes las gracias del Tesoro de Tu Gran Misericordia sobre todos en abundancia, admite a todos los fieles cristianos en Tu Misericordiosísimo Corazón y no los abandones por toda la eternidad. Te lo suplicamos por el amor que Te une con el Padre y el Espíritu Santo.
Padre Eterno mira con ojos de Misericordia a las almas de Tus fieles, que son la amada herencia de Tu Hijo Santísimo y por su dolorosísima pasión concédeles Tus bendiciones, y abrázalos con Tu cariño paternal, para que nunca pierdan Tu amor ni el Tesoro de la Divina Fe, sino que glorifiquen Tu Misericordia Infinita con todos los coros de Ángeles y Santos por toda la eternidad. Amén. Padre nuestro… Ave María…. y Gloria.

CUARTO DIA
Roguemos por todos los paganos e infieles que aún viven en la ignorancia de la Misericordia Divina
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Luz del mundo, recibe en Tu Misericordioso Corazón a las almas de los paganos e infieles que aún no Te conocen. Concede que los rayos de Tus gracias los iluminen, para que también ellos alaben los milagros de Tu Misericordia por toda la eternidad.
Padre Eterno, mira con ojos Misericordiosos a las almas de los paganos e infieles, que aún no conocen al Misericordiosísimo Corazón de Tu Hijo y Nuestro Señor Jesucristo. Atráelos con la luz de la fe, para que consigan la gran felicidad de poseer Tu Amor y para que también glorifiquen Tu Gran Misericordia por toda la eternidad. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

QUINTO DIA
Roguemos por los herejes y cismáticos, que desgarran el Cuerpo Místico de Cristo para que vuelvan pronto a la unidad de la Santa Iglesia
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Tú que eres la misma bondad y no rehúsas la Luz Divina a los que la buscan humildemente, recibe en Tu Misericordiosísimo Corazón a las almas de los herejes y cismáticos. Atráelos con la Luz de Tu gracia a la unidad de Tu Iglesia, para que con nosotros alaben la liberalidad de Tu Misericordia, por toda la eternidad.
Padre Eterno, te suplicamos, mires con Misericordia a las almas de los herejes y cismáticos, que han abusado de las gracias que les has prodigado y con obstinación persisten en sus errores. No mires su malicia, sino considera el Amor y la Pasión amarga de Tu Hijo que, cuando sufría en la Cruz, Te implora ardientemente: “Para que todos sean una sola cosa” (Jn. 17,21), y concédeles que vuelvan a esa unidad lo más pronto posible, para que con nosotros alaben Tu Misericordia por toda la eternidad. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

SEXTO DIA
Roguemos por los niños, y por aquellas almas que se han hecho iguales a ellos en su pureza y simplicidad
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Que dijiste: “Aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón”, recibe en Tu Misericordiosísimo Corazón a las almas de los pequeños y aquellos, que se han hecho iguales a ellos, siendo mansos y humildes, y con su virtud han atesorado en el Cielo inmensos galardones y forman una Corona fragante ante el Trono de nuestro Padre Celestial, concede que moren continuamente en Tu Sagrado Corazón, para que alaben la Misericordia de Dios por toda la eternidad.
Padre Eterno mira con compasión a las almas de los pequeños y a las almas de todos aquellos que son mansos y humildes, y que por Tu Gran Misericordia se han hecho semejantes a Tu Hijo, y cuya fragancia de virtud se eleva hasta Su Trono. ¡Oh Padre de Misericordia! Te suplicamos, por el amor y las complacencias que tienes en dichas almas, bendigas al mundo entero, para que todos se unan, tributando alabanza eterna a Tu Gran Misericordia. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

SÉPTIMO DIA
Roguemos por los devotos de la Divina Misericordia y por los que la propagan para que se hagan iguales a la Imagen del Misericordiosísimo Corazón de Jesús
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Cuyo Corazón es el amor mismo, recibe en Tu Corazón a aquellas almas que veneran y alaban especialmente la Grandeza de la Divina Misericordia, y que, atormentados por los pecados de la humanidad, tratan de repararlas y hacen todo lo posible por publicar por todo el mundo Tu infinita Bondad y Misericordia abundante. Abrázalos con Tu siempre creciente Misericordia, y fortalécelos siempre con Tu gracia y perseverancia, fortaleza y paciencia.
¡Oh Padre Eterno! Mira con ojos Misericordiosos aquellas almas que tienen una devoción especial, veneración y glorificación de Tu infinita Misericordia, y que Te glorifican con palabra y obra, y que por imitarte son misericordiosos con sus prójimos. Te suplicamos humildemente les muestres aún más Tu Misericordia, según la esperanza que han puesto en Ti, y de acuerdo con Tus promesas, protégeles siempre por todas partes como Tu propia Gloria, especialmente en la hora de su muerte. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

OCTAVO DIA
Roguemos por las almas del Purgatorio, para que el torrente de la Preciosa Sangre disminuya y abrevie sus sufrimientos
¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Que has dicho: “Sed Misericordiosos como Vuestro Padre Celestial es Misericordioso” (Lc. 6,38) recibe en Tu Misericordiosísimo Corazón a las almas que sufren en el Purgatorio, donde descuentan sus deudas con la Justicia Divina. Que el torrente de Tu Preciosa Sangre y Agua que brotaron de Tu Sagrado Corazón apague las llamas del Purgatorio, para que también allí sea glorificado el poder de Tu Gran Misericordia.
¡Padre Eterno! Mira con Misericordia a las almas que sufren en el Purgatorio y por la dolorosa pasión de Nuestro Señor Jesucristo y la amargura de Su Santísimo Corazón, ten compasión de esas almas que ahora pagan su deuda a Tu Justicia Divina. Te suplicamos, los mires por las Santas Llagas de Tu queridísimo Hijo y Señor Nuestro y Salvador Jesucristo, cuya Misericordia iguala a su Justicia. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

NOVENO DIA
Roguemos por las almas tibias e indiferentes

¡Oh Misericordiosísimo Jesús! Atrae a Tu Misericordiosísimo Corazón a todas las almas tibias que como cadáveres descompuestos te colmaron de horror y repugnancia en el huerto de los Olivos. Derrite a esos corazones helados en el fuego de Tu Amor ardiente para que ellos también glorifiquen para siempre Tu Infinita Misericordia.
¡Padre Eterno! Mira con compasión a las almas tibias. Te suplicamos por la amarga Pasión de Tu Queridísimo Hijo, Su Agonía en la Cruz, inflames a esas almas con un nuevo celo por Tu Gloria, para que poseídos de Amor Divino hagan acto de caridad con sus prójimos para que glorifiquen la Gran Misericordia tuya por toda la eternidad. Amén. Padre nuestro… Ave María… y Gloria.

CORONA DE LA MISERICORDIA
(Para rezarla con las cuentas del Rosario)
Padrenuestro… Ave María… y Credo
En las cuentas grandes:
Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tú Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo como propiciación de nuestros pecados y los pecados del mundo entero.

En las cuentas pequeñas:
Por la Pasión Dolorosa de Jesús, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Para concluir se reza tres veces:
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Oh Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, yo confío en Ti.

Oh Dios, cuya Misericordia es infinita, y cuyos tesoros de compasión no tienen límite, míranos con Tu favor, y aumenta Tu Misericordia dentro de nosotros, para que, en nuestras ansiedades, no desesperemos, sino que siempre con gran confianza nos conformemos con Tu Santísima Voluntad, la cual es igual que Tu Misericordia, por Nuestro Señor Jesucristo, Rey de Misericordia, Quien contigo y el Espíritu Santo manifiesta Misericordia hacia nosotros por siempre. Amén.

Señor Jesús, Tu eres nuestra Paz.
Mira nuestra Patria dañada por la violencia y dispersa por el miedo y la inseguridad.
Consuela el dolor de quienes sufren.
Da acierto a las decisiones de quienes nos gobiernan.
Toca el corazón de quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte.
Dales el don de la conversión.
Protege a las familias, a nuestros niños, adolescentes y jóvenes, a nuestros pueblos y comunidades.
Que, como discípulos misioneros tuyos, ciudadanos responsables, sepamos ser promotores de justicia y de paz para que en Ti, nuestro pueblo tenga vida digna.

Amén.

“Yo prometo al alma que venerare esta imagen de la Misericordia que no perecerá. Yo le prometo ya aquí en la tierra la victoria sobre sus enemigos, especialmente en la hora de la muerte. Yo el Señor, la protegeré como mi propia Gloria.” Estos rayos de mi Corazón, que significan Sangre y Agua, protegen a las almas de la ira de Mi Padre… Feliz el que viva bajo su sombra, pues la mano de la justicia de Dios no le alcanzará. A las almas que propaguen Mi Misericordia Yo las protegeré por toda su vida como una Madre a su niño, y en la hora de la muerte, para ellos no seré Juez, sino Redentor. En ésta última hora el alma no tiene otra protección que Mi Misericordia. Feliz aquella alma, que durante su vida estuvo hundida en Mi Misericordia, pues la justicia, no la alcanzará. La humanidad no encontrará paz hasta que venga con confianza a Mi Misericordia. Di a la humanidad sufriente que venga a Mi Misericordioso Corazón y les daré la paz. (Diario Santa Faustina Kowalska, 48, 299, 1075)

Parroquia San Fernando Santos Oleos Jueves Santo Semana Santa 2019 1

Santos Oleos Semana Santa

SANTOS ÓLEOS
Nuestra Iglesia Católica tiene los Santos Óleos, los cuales se utilizan al administrar diferentes Sacramentos. Los óleos son de aceite de oliva y son usados de la siguiente manera:
Oleo de los enfermos: Se utiliza en el rito del Sacramento de la Unción de los enfermos, éste remedia las dolencias de alma y cuerpo de los enfermos, para que puedan soportar y vencer con fortaleza la enfermedad que los aqueja, y conseguir el perdón de los pecados.
Oleo de los catecúmenos: Se utiliza en el rito del Sacramento del Bautismo para preparar y disponer a los catecúmenos, es decir, a los que están en espera de recibir el Bautismo. Este óleo extiende el efecto de los exorcismos, para que los bautizandos reciban la fuerza para renunciar al diablo y al pecado, antes de que se acerquen y renazcan de la fuente de la vida.
Santo Crisma: Se utiliza en los ritos de los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Orden Sacerdotal, también en la Ordenación de los Obispos, altares, templos. La unción con el Crisma significa la consagración de las personas u objetos a Dios; de tal manera que el ungido participa de la unción de Cristo el Mesías, que es sacerdote, profeta y rey. El Santo Crisma contiene perfumes que son una mezcla de rosas, azhar y jazmín, para significar el buen olor de Cristo, que debemos despedir todos los cristianos.

Parroquia San Fernando Domingo de Ramos Semana Santa 1

Domingo de Ramos

Domingo de Ramos de la Pasión del Señor 14 Abril 2019 Bendición de Ramos durante todas las Misas. Parroquia San Fernando: 8, 10, 12, 14, 19 y 20:30 hrs. Señor de la Misericordia: 11, 12, 13, 14, 17, 18 y 19 hrs. Primera Lectura: Isaías 50:4-7 4 El Señor Yahveh me ha dado lengua de …

Domingo de Ramos Leer más »

Semana Santa

Casi estamos por terminar la Cuaresma, el tiempo de conversión interior y de penitencia, y está llegando el momento de conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.